Nuestro lugar: la playa


Hola Dragón,

mira cómo es la vida que hace que te encuentre todos los fines de semana, sin programarlos ni nada, quiero pensar que es el destino el que hace que nos encontremos y nos veamos siempre, o de repente es mi fuerza mental que hace que vengas siempre al lugar en donde yo estoy.

Es lindo verte de pronto aparecer como de la nada, como por arte de magia, es loco pensar que vas al mismo lugar que yo, al cual he ido toda mi vida de juerga y aunque le tengo un gran cariño ten por seguro que ahora tiene un motivo mucho más importante que me hace ir sí o sí, sin falta. Cuando estoy ahí sentada con mi chela, sola o acompañada, de pronto veo mi reloj y cuando son las 2 de la mañana comienzo a pensar que pronto entrarás por la puerta y me darás un lindo beso y abrazo, como siempre. En esos momentos mi corazón va a mil por hora, luego me hago la indiferente o te hablo de los preparativos de mi cumple o cualquier cosa.

Hoy estoy triste, sé que es mi último fin de semana en la playa, pues tengo miles de cosas a partir de la próxima semana y eso hará que no pueda ir a “nuestro lugar” y esperarte hasta que llegues... De pronto este fin de semana descubrí que tu casa queda a solo una casa de la mía, es ahora cuando maldigo haberme mudado de casa, pues me puedo imaginar como sería haberte conocido desde antes, es entonces cuando mi cabeza comienza a volar y a pensar que de igual manera me hubiera enamorado de ti a primera vista, así te hubiera visto en pijama, en ropa de baño, sacando la basura o saliendo a comprar a la tienda del frente.

Este fin de semana fue el último que te vi, pero por lo menos ahora tengo cómo hablar contigo. Recuerdo cuando me jalaste a bailar, algo que no hago con frecuencia, no te dije nada y bailé como nunca lo hago, sólo te miraba y pensaba ¿cómo puedo hacer para besarlo y decirle que muero por él?. Y de pronto se acababa la canción, me mirabas como preguntándome ¿quieres bailar la próxima? Y yo sólo te seguía mirando y tú lo tomabas como un sí y decidías todo lo que debíamos hacer.

Luego de unas 2 ó 3 canciones, regresamos a nuestro lugar me dijiste que querías hablar conmigo y no sólo los días que nos encontramos entonces cogiste mi celular y ¡apuntaste tu msn! Tenía unas ganas locas de besarte, pero me aguante o me cortaron la inspiración pues creo que nos interrumpieron, como es la costumbre de aquel amigo con el cual tuve algo. Obviamente lo odié en ese momento, pero tal vez fue lo mejor, así no rompía la inocencia de nuestra relación, la cual parece salida de un cuento de hadas, de esos que les cuento a mis alumnos, pero sólo espero que sea igual que los cuentos, que todo termine como los cuentos de hadas diciendo y "fueron felices por siempre..."

La despedida fue muy corta, pues debías irte con tus amigos, mientras yo te decía que no y tus amigos te jalaban hasta que te dije: vaya vaya, buuuu me quedé con muchas ganas de poder despedirme bien y de verte más tiempo y que me sigas sacando a bailar y seguir contemplando tus ojos.

Mostra loca



Share this post:

Digg it StumbleUpon del.icio.us Google Yahoo! reddit

2 comentarios:

Anónimo

como te dije no se qe opinar ... me qede sorprendido yaq qe fue un amor de verano? jaja ... un beso cuidate =) estoy esperando al jueves y a ustedes tambien jajaja =)

Mostras

No se si denominarlo amor de verano... pero lo hizo divertido... jejeje.

 
Copyright 2010 Cartas de una mostra